Wednesday, August 17, 2016

¿Por qué no te ascienden en tu empresa?

ascensos, promociones

¿Por qué te deprimes cuando ves que ascienden a otros en tu área, pensando que tú merecías ese puesto?

¿Realmente eres el indicado?

¿Crees que estás listo para ascender? ¿Por qué crees que NO te han ascendido?

Sigue leyendo este Post y encontrarás 9 posibles razones, por las cuales aún no te han ascendido a ese puesto que tanto anhelas, a pesar de tu firme creencia de que lo mereces.

Pero primeramente quiero contarte una Fábula, seguramente conocida por ti, que me ha sido muy útil, sobre todo en los cursos de desarrollo de habilidades gerenciales para supervisores, que tuve la dicha de organizar y liderar en varias empresas y por supuesto, guarda estrecha relación con el tema de los ascensos.

Cuando me tropecé con esta excelente fábula (la he visto en diferentes publicaciones, con diferentes denominaciones, pero nunca acreditando a su autor) que comparto ahora contigo, te aseguro que me reí bastante. No porque sea graciosa, sino porque me recordó ese momento de cuando salí de la Universidad, que solo pensaba en comerme al mundo y apenas en mi primer trabajo, “ya me creía” con condiciones para ser ascendido y hasta me puse bravo cuando no lo hicieron.

Ahora viéndolo en perspectiva, se lo achaco a mi inexperiencia en el mundo de la gestión y tal vez a un poco de falta de humildad personal, pero por suerte aprendí la lección, en el transcurso de los años. Aprendí también, que los conocimientos y la experiencia son necesarios para ascender, pero son insuficientes.


Fábula de las Naranjas: (Autor desconocido)

Juan trabajaba en una empresa hace dos años. Siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones. Llegaba puntual y estaba orgulloso de que en dos años, nunca había recibido una amonestación. Cierto día buscó al gerente para hacerle un reclamo:

-Señor, trabajo en la empresa desde hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido postergado. Mire, Fernando ingresó a un puesto igual al mío hace sólo 6 meses y ya ha sido promovido a Supervisor."

"-Uhmmm!" -mostrando preocupación le dice el gerente- "Mientras resolvemos esto, quisiera que me ayudes a resolver un problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor averigua si tienen naranjas."

Juan se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.
-"Bueno, Juan, ¿Qué averiguaste?

-"Señor, tienen naranjas."

-"¿Y cuánto cuestan?

-"¡Ah!....No pregunté por eso"

-"Ok, ¿pero viste si tenían naranjas suficientes para todo el personal?" -preguntaba serio el gerente.

-"Tampoco pregunté por eso, señor."

-"¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?"

-"No sé señor, pero creo que..."

-"Bueno, siéntate un momento..."

El gerente tomó el teléfono y mandó llamar a Fernando. Cuando se presentó le dio la misma instrucción que le diera a Juan y en 10 minutos estuvo de vuelta.
Cuando retornó, el gerente le preguntó:

-"Bien Fernando, ¿Qué noticias me tienes?

-"Señor, tienen naranjas, lo suficiente para atender todo el personal, y si prefiere, también tienen bananas, papaya, melón y mango. La naranja está a $1,5 el kilo, la banana a 2,20 la docena, el mango a $0,90 el kilo, la papaya y el melón a $2,80 el kilo. Me dicen que si la compra es por cantidad, nos darán un descuento del 8%. He dejado reservada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo regresar para cambiar o confirmar el pedido."

-"Muchas gracias Fernando, pero espera un momento."

Se dirige a Juan, que aún esperaba estupefacto al escuchar el informe de Fernando, y le dice:

-"Juan, ¿me decías algo?

-"Nada señor, eso es todo, muchísimas gracias, con su permiso..."

Moraleja: (mi interpretación personal)

No basta con cumplir lo que te diga tu jefe, hay que tratar de exceder sus expectativas.



Te propongo que analices objetiva y concienzudamente, si alguna de las siguientes razones, te están impidiendo subir en el organigrama de tu empresa.

De detectarlas, será mucho más fácil para ti, identificar las acciones que debes acometer para mejorar y lograr tu sueño de ser promovido.


Razones por las que probablemente no te asciendan en tu empresa:


  1. No te has preocupado por estar entre los candidatos potenciales para ser promocionados.

  • No mostraste interés y no preguntaste por las políticas de ascensos y promociones, cuando ingresaste a tu empresa. Tal vez prioricen las promociones externas, en detrimento de las internas.
  • Ni tu jefe, ni nadie del área de gestión de personas, se te ha acercado para averiguar, si te interesa formar parte de las reservas o candidatos potenciales a ser promocionados en el futuro (mala señal) y tú ni siquiera les has preguntado por qué no lo han hecho y tampoco les has comunicado tu interés o tus ambiciones profesionales, con relación al puesto que aspiras ocupar.

  1. No estás aportando valor.

  • Sí, estás trabajando duro y bastante, pero eso no basta.
  • No estás obteniendo resultados tangibles y visibles.
  • No muestras interés (o muy poco) por aprender y/o implementar algo nuevo en tu área.
  • Estás aportando mejoras con poco impacto en tu empresa.
  • Hablas más de los problemas, que de las soluciones que puedes aportar.
  • Te quejas mucho, criticas mucho y haces poco.
  • No estás tomando la iniciativa en nuevos proyectos.

  1. Nadie excepto tú, sabes que estás haciendo un buen trabajo.

  • No te aseguras de que tu jefe y compañeros de trabajo, sepan que realmente lograste hacer algo que tiene impacto.
  • No buscas entrenamiento por tu cuenta, esperas solo por los cursos que se te ofrecen en la empresa.
  • No mantienes informado a tu jefe de tus acciones de formación por tu cuenta. Esto incluye, hasta los nuevos aprendizajes que pudieras estar adquiriendo, para el puesto al que aspiras.

  1. No has preparado a nadie para que ocupe tu puesto, en caso de que asciendas.

  • Tienes miedo de enseñar a otros lo que sabes, por temor a perder tu puesto actual. Puede ser normal en estos tiempos de crisis, pero si te conviertes en un trabajador imprescindible, difícil de reemplazar, tu jefe difícilmente te ascienda, ya que no tendrá en ese preciso momento, a nadie que te sustituya.
  • No sabes escoger y/o proponer relevos o sustitutos.
  • No has conversado con tu jefe, sobre las posibilidades de sustitutos que estás manejando, en caso de que te asciendan.

  1. No le has preguntado a tu jefe, por qué no te ha ascendido.

  • No le has preguntado a la persona que mejor te conoce en la empresa (tu jefe), las causas reales de tu NO ascenso.
  • Estás perdiendo la oportunidad de conocer las brechas que debes cubrir, para lograr esa promoción que deseas.

  1. Estás hablando mal de tu jefe o de colegas, delante de otros.


  1. Buscas justificaciones para tus errores y aceptas de mala gana las críticas.

  • No demuestras responsabilidad por tus acciones, casi siempre buscas justificaciones cuando no logras algún objetivo o tareas y por lo regular le echas las culpas a otros.
  • Reaccionas mal antes las críticas de tu jefe o de otros directivos y colegas, por lo que no aprovechas los posibles aprendizajes derivados de las mismas, para crecer como profesional.

  1. No has fomentado y/o fortalecido tus relaciones laborales.

  • Tienes pocos contactos de calidad dentro y fuera de tu empresa.
  • Te es muy difícil establecer relaciones de trabajo con otras áreas, por lo que estás proyectando una imagen de poco liderazgo, de cara al futuro.
  • Colaboras muy poco con el resto de los profesionales en tu radio de acción y en ocasiones, eres poco amable con tus compañeros de trabajo.
  • No buscas apoyo o alianzas internas para tus proyectos, dentro de la empresa.

  1. Te has comportado inadecuadamente en reuniones y eventos sociales de tu empresa.

  • Acostumbras a excederte en tragos en actividades organizadas por tu empresa, proyectando mala imagen profesional.
  • Haces comentarios inapropiados e inoportunos, sobre informaciones sensibles de tu área o empresa en general.
  • Provocas o te ves involucrado en discusiones y riñas.


Si ya hiciste tu análisis y descubriste cuál de estas razones te está bloqueando tu camino, a ese puesto soñado, te toca ahora actuar y revertir la situación.

De ti depende, que asciendas en tu empresa, no es tan difícil como lo pintan.

Injusticias se cometen a diario en todos los lugares y las empresas no escapan de este flagelo, pero está en tus manos y en tus acciones, llegar a ese escalón que te mereces.

¿Qué otras razones has detectado?  Deja tu comentario aquí y aporta tu experiencia personal.


Si te gustó el post, compártelo con tus contactos en tus redes sociales, tal vez lo puedas ayudar en su afán de ascender y lograr ese puesto soñado.

2 comments:

  1. Mierda!! Acabo de tener una epifanía. He cometido todos los errores aqui mencionados y ya he comprendido q la he venido cagando desde q entre a mi amada empresa en la q no he ascendido tras 3 años de ver subir a muchos q "no lo merecen" :( Gracias por el post

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Alejo, Bienvenido al Blog!!!, me alegra que te identifiques con el post y que te sea útil. Muchas gracias por comentar. Te espero nuevamente por acá, saludos.

      Delete