Monday, May 9, 2016

Mi jefe no me valora. ¿Qué me sugieres?

Mi jefe no me valora. ¿Qué me sugieres?
Hace unos años, participé en un excelente video debate, sobre los roles de los directivos en las empresas modernas. El presentador-orador, un exitoso hombre de negocios, expuso sus buenas prácticas, que habían contribuido a rescatar y a hacer crecer su empresa.

Pero esa mañana, el show se lo robó una especialista de recursos humanos del sector de la alimentación, que lanzó una sentencia-pregunta, que encendió el debate. Mi jefe no me valora. ¿Qué me sugieres?
Sigue leyendo y encontrarás preguntas y consejos útiles, convertidas en sugerencias.

He tratado de recordar y sacar las notas que tomé ese día, incorporándole un poco de mi experiencia práctica, con el objetivo de compartirlas contigo, porque algo me dice, que la mayoría de nosotros en algún momento, hemos tenido un sentimiento similar, de percibir que no somos totalmente valorados por nuestros jefes y lo peor, que debemos tomar una decisión que nos aterra. ¿Irnos de la empresa o quedarnos, entender realmente las razones y mejorar?

El debate comenzó, con varias preguntas formuladas por las personas asistentes (Plenario), que pidieron la palabra para poner en contexto la pregunta de fondo, objeto de debate.

  1. ¿Cómo te das cuenta que tu jefe no te valora?
  2. ¿Qué prefieres, quedarte, marcharte, enfrentar a tu jefe o tratar de mejorar?
  3. ¿Cómo crees que puedas mejorar la relación con tu jefe?
  4. ¿Cómo “vendes” tus pequeños logros?
  5. ¿Qué acciones puedes acometer para incrementar tu visibilidad en tu área, empresa?
  6. ¿Cómo pudieras ser más efectiva?
  7. ¿Sigues motivada y apasionada por lo que haces?
  8. ¿Tu jefe te humilla delante del resto o se fija más en los otros que en ti?
  9. ¿Qué están haciendo los demás diferente y mejor que tú?


Ahora te detallo las respuestas de la especialista de recursos humanos e incluso de muchos asistentes, que incorporaron sus experiencias vividas. Para simplificar, te las agrupo en dos bloques:

Mi jefe no me valora. ¿Qué me sugieres?

  1. ¿Cómo te das cuenta que tu jefe no te valora?




  1. ¿Qué prefieres, quedarte, marcharte, enfrentar a tu jefe o tratar de mejorar? Sugerencias del Plenario.

Para dar este paso debes estar bien segura, porque tal vez tu apreciación de la situación no coincida realmente con lo que piensa la empresa de ti y a lo mejor se estén cometiendo errores de dirección por tu jefe inmediato, que estén obstaculizando las proyecciones para contigo.

Busca consejos en otras áreas, especialmente en la de gestión de personas.

Si decides quedarte en la empresa, tratar de entender las razones y mejorar, es la mejor opción.

Te recomiendo, que te contestes honestamente las preguntas iniciales de los asistentes al evento y puedas trazarte un plan de mejora lo más objetivo posible.

Sugerencias del Plenario


  • Asume mayores responsabilidades. No esperes a que te las den, aprópiate de ellas. Conoce tus funciones y pídele a tu jefe, que te agregue otras en las que te sientas bien y por supuesto sepas hacer.
  • No le eches la culpa a otros de tus fracasos o incumplimientos. Si te dan una tarea, responsabilízate hasta que se cumpla, aunque participen más de una persona. Olvídate de frases como ésta: ”No coordiné esa acción de capacitación porque no hicieron el cheque en Contabilidad y Finanzas”
  • Busca soluciones, para eso te pagan, no trates de crear problemas.
  • No te quejes, ni critiques constantemente en los pasillos, cuéntale directamente a tu jefe tus insatisfacciones. Las personas tóxicas tienen una habilidad extraordinaria para sumar adeptos muy rápido, no te conviertas en una de ellas. Recuerda que la crítica es fácil, el arte es difícil.
  • Colabora con tu equipo y con integrantes de otras áreas. Demuestra con hechos que sabes y que te gusta lo que estás haciendo. Cuestiona constantemente las formas de hacer en tus equipos.
  • Organiza mejor tus carpetas y tu puesto de trabajo, útiles y herramientas, medios de trabajo.
  • Sé educada y no hables mal de tus compañeros de trabajo y mucho menos de los jefes. Recuerda que tienes uno, que cuando te escuche o se entere de lo que hablas, pensará que harás lo mismo con él.
  • No esperes a que te digan lo que tienes que hacer, anticípate. A los jefes le gustan las personas proactivas
  • Averigua siempre los objetivos y resultados que espera tu jefe en cada tarea y trata de aportar algo más. Si te piden una propuesta de mejora, lleva tres o cuatro.
  • Comunica a tu jefe cada tarea realizada o cada pequeño logro obtenido.
  • Preocúpate y ocúpate de tu desarrollo personal. Preséntale a tu jefe o elabora con él, tu plan de desarrollo personal, para que le incorpore lo que entienda pertinente.
  • Aprende constantemente de los éxitos y fracasos de tus colegas y colaboradores.


Todos coincidieron en el debate, que no son fórmulas mágicas, pero de seguro harán que tu jefe perciba tu nueva actitud y entusiasmo por las tareas y objetivos del área y de seguro ya nada será igual, no querrá perderte y buscará nuevas formas para motivarte y valorarte más.

En el peor de los escenarios, en ese que decides finalmente irte de la empresa, porque no aguantas más a tu Jefe, a pesar de implementar estas sugerencias y cambios, habrás ganado como profesional, pues habrás incorporado nuevas formas de hacer y de comportarte, que harán de ti, en lo adelante, un excelente profesional o empleado más competente.

Si te gustó el post, te agradecería que lo compartieras en tus redes sociales.

¿Qué otras sugerencias darías tú a esa especialista de recursos humanos?


Cuéntame tus experiencias y compártelas. 

10 comments:

  1. Muy cierto lo referido en el post, en algún momento de nuestro desempeño laboral, hemos vivido una experiencia donde sentimos que nuestro trabajo no es valorado por el jefe. Muy acertadas las sugerencias del Plenario.
    Una sugerencia que daría a la especialista de recursos humanos: "Busca y asume responsabilidades por arriba de tu nivel". Muchas gracias Juan Carlos por las valiosas enseñanzas-aprendizajes que nos compartes con el post.
    Recibe un afectuoso saludo,
    Dinorah Jiménez

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Dinorah, muchas gracias por tus comentarios y por tu sugerencia, que considero, debemos tener en cuenta. Sin dudas muy buen aporte, ponerse la varilla alta te obliga a mejorar constantemente y a hacer visible tus logros.Saludos y seguimos en contacto

      Delete
  2. hola Juan carlos , me gusta mucho tu indetenible trabajo , no existe un material en que no logre reflexionar , te felicito y te digo que no te detengas ante el cansancio fisico , el intelectual nadie te lo detiene

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Alaín, muchas gracias por pasarte nuevamente por el Blog y por tus comentarios. De verdad muy estimulantes para seguir adelante. Me alegra muchísimo que te haya gustado el post. Saludos.

      Delete
  3. Hola Juan Carlos, he estado mirando tu blog y me parece muy interesante. He llegado aquí porque yo realmente siento que mi jefe no me valora, es más, siento que abusa de mi trabajo. El es una persona a la que le resulta difícil hacer amigos, entonces en cuanto alguien le hace caso en el terreno personal quiere corresponderle con méritos profesionales. Él desde que se hizo jefe dejó de realizar ciertas tareas que delega en mí, que yo hago sola porque es mi trabajo pero que me "obliga" a que incluya a estas personas como si el trabajo fuera de todos. Llegó un momento en que le dije que no, que no podía seguir poniendo a toda esa gente (dos personas en concreto, que por otro lado trabajan más bien poco) porque me parecía una abuso a mi trabajo. Y me contestó que me entendía pero que por el bien de que nos lleváramos bien en el equipo tenía que seguir poniéndolos, que se podían enfadar. Pasando por alto que me pueda enfadar yo. Por otro lado cuando consigo un logro importante me lo menosprecia diciendo que ha sido por casualidad o porque él tiene con alguna persona de poder buena relación.
    En la misma empresa tengo dos departamentos que me han pedido que me deje mi actual trabajo y me vaya con ellos, lo cual hace que sienta que hay alguien que si que aprecia mi trabajo. Pero por otro lado me da miedo que con el tiempo encuentre otros problemas que aunque diferentes a estos me hagan estar insatisfecha también. Al fin y al cabo todos somos personas y con el tiempo todos tenemos cosas positivas y negativas que nos afectan.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Samara:
      Ante todo, gracias por llegarte a mi Blog, eres Bienvenida ¡!!.
      Te agradezco aún más, por tus comentarios. Por lo que veo, ya has dado varios pasos.
      Primero, ya reconoces que tu jefe no te valora e incluso que en ciertos momentos abusa de ti y entiendes los por qué de tu apreciación.
      Segundo, que hay otras áreas interesadas en tu servicios y que te sientes atraída porque crees que aprecian tu trabajo.
      Tercero, realmente te da un poco de miedo tomar decisiones. Esto es normal y más que preocuparte debe impulsarte aún más a tomar una.
      Mi Consejo personal: Estés donde estés, siempre te vas a enfrentar problemas asociados a las relaciones interpersonales. Interactuamos con personas que son muy diferentes en casi todo. Pero nosotros tenemos la capacidad para decidir si seguimos trabajando con un grupo de personas o no. (Incluyo los otros de tu equipo, porque deberían tener vergüenza y la profesionalidad necesaria de no atribuirse el mérito por trabajos no realizados y decirte que eres tú la única merecedora)
      Soy de la opinión que uno debe estar donde lo aprecien como persona y como profesional. Si tu jefe no te aprecia y ya has hablado lo suficiente con él y realmente sigue sin cambiar, no merece la pena seguir trabajando ahí. Solo que debes sopesar, si en las otras áreas o incluso empresas (si finalmente decides irte de ahí por completo) puedes desarrollarte igual, profesionalmente e incluso si vas a dar el paso, te aconsejo que antes hables con los jefes de esas áreas, de tus expectativas, de tu pasión por lo que haces, de tus deseos de seguir progresando, de lo confiada que estás que ese nuevo puesto de trabajo y esa nueva área te van a impulsar a tus objetivos profesionales PERO JAMÁS LE CUENTES LOS PROBLEMAS DE TU JEFE anterior. Pensarán que cuando te vayas de su lado, harás lo mismo con ellos, se les queda en el subconsciente.
      Pero no tengas miedo a encontrarte situaciones similares, lo importante es seguir demostrando profesionalidad, alguien lo va a notar y más tarde o más temprano, te lo van a recompensar.
      Saludos y te espero nuevamente por acá

      Delete
    2. This comment has been removed by the author.

      Delete
    3. Hola otra vez Juan Carlos, me he decidido a escribirte para que mi experiencia de como ha terminado la cosa pueda ayudar a otros que estén en mi situación, o bien para tomar una decisión o medidas a tiempo, o bien para que sepan lo que puede pasar. Resulta que después de una desavenencia (como cualquier otra, no hubieron ni gritos ni faltas de respeto) sobre un proyecto mi jefe decidió sin antes hablar conmigo ir a hablar con el Director del centro y prescindir de mí. Reconoció en dirección que era muy buena trabajadora pero que según él tenía un problema de actitud, supongo que el que un día me plantara para que no siguieran abusando de mi trabajo es un problema de actitud, al menos de la que a él le gusta.
      El caso es que el director decidió que lo mejor para mí era cambiarme a otro equipo ya que con este hombre no se podía razonar y así ha sido. Ahora he empezado a trabajar en uno de los otros departamentos que querían que me incorporara con ellos. Y bueno, estoy convencida de que todo lo que me ha pasado es para mejor, pero estoy algo deprimida. Mi anterior jefe ha dicho cosas muy feas de mí, que gracias a que es él el que tiene mala fama ha hecho que mucha gente salga en mi defensa quedando él mal, pero me queda el mal sabor de boca de que haya creado la duda sobre mi persona, y que si quizás hubiera acudido yo antes al director por todo lo que me ha hecho pasar, ahora no estaría en esta tesitura. Por otro lado, cuando el director me llamó para decirme como estaba la situación no quise contarle todo lo que me había hecho pasar, pues no quería que sonase a excusas, pensé que si él ya estaba de mi lado no debía echar mas leña al fuego.
      El problema es que ahora me siento señalada, como si de ahora en adelante se me fuera a mirar con lupa, y estoy aterrada de que ahora a la primera de cambio se me tache de conflictiva por defender lo que pienso de forma pacífica. Supongo que poco a poco se me irá pasando, pero me queda la duda de si no hubiera sido mejor marcharme antes en vez de haber llegado a este punto.
      Un saludo y gracias por sus consejos

      Delete
    4. Hola Samara. Ante todo, mis disculpas por no contestarte rápidamente, realmente he estado bien ocupado.

      Te doy mis criterios sobre tu caso, que son solo eso, criterios desde mi mirada y mi perspectiva desde fuera del agua y de tu contexto particular.

      En primer lugar me parece errado el proceder de tu anterior jefe, nunca debió ir a ver directamente al Director General, sin antes confrontar la situación contigo y explicarte los pasos a seguir. Por lo menos eso hubiera hecho yo en su lugar. Por muy enfadado que esté él contigo, eso era lo éticamente correcto desde mi punto de vista.

      En segundo lugar, el haberte quedado es una buena opción para ti, para demostrarte a ti y a los otros, que tú puedes lograr cosas buenas con otros jefes.

      No tengas miedos a represalias, ni a equivocarte, ni a que te tilden de conflictiva, (a los buenos jefes les gustan las personas con criterios diferentes) debes concentrarte en trabajar bien, te diría que mucho mejor que lo que has hecho hasta ahora, calladita, con humildad, sin hablar demasiado de tu situación anterior, ni constantemente comparar con otros momentos, pasar página y seguir adelante.

      Con el tiempo verás que tus resultados hablarán por sí solos. Creo que hiciste bien en no decirle nada a tu Director General cuando te preguntó, si llegas a hablar mal de tu jefe inmediato, aunque sean verdades, te deja muy mal parada.

      Un consejo final: trata de encontrar en qué estás fallando, tal vez no seamos del todo sinceros con nosotros mismos, a mí me ha pasado y le he echado toda la culpa a otros y cuando he reflexionado mejor, he encontrado que he dicho algunas cosas fuera de lugar, en el tono menos apropiado y por suerte he luchado por corregirlo. A veces nuestro orgullo herido no nos deja ver nuestros problemas. Así que sigue mejorando, innovando, introduciendo ideas nuevas, probando, sin miedos y verás que vas a triunfar.

      Saludos y gracias por seguir aportando experiencias reales, son uy enriquecedoras.

      Delete
    5. Muchas gracias por tu respuesta Juan Carlos.
      Sé que parte de las cosas que me pasan son responsabilidad mía. Mi anterior jefe es quien es, y eso todo el mundo aquí lo sabe, pero también es verdad que hay un compañero con el que no se lleva mal, aunque se critican entre ellos mucho a sus respectivas espaldas. Y claro, eso en parte tiene que ver con mi forma de ser. Soy muy impulsiva, y siempre tengo la necesidad de dejar claros mis criterios, aunque en muchas ocasiones nadie me haya preguntado. Supongo que llevo mal la sumisión ante hechos u opiniones con las que no estoy de acuerdo, y eso puede incomodar a mucha gente. Otra cosa que llevo muy mal es la mediocridad y la dejadez de funciones de los demás, y claro eso me pasa factura en el trabajo.
      Más de una vez me he propuesto ir a trabajar, hacer lo que me dicen e irme a casa, pero a la larga me sale mi yo interior, y no puedo evitar intentar hacer las cosas ajustándome a mis valores. Por eso me dan miedo los cambios de equipo, por si a la larga, veo que, aunque en este caso este hombre abusaba claramente de mi trabajo, la persona tóxica soy yo.

      Muchas gracias

      Delete